Saltar al contenido

Drones contra incendios en Galicia

La Brigada de Investigaci贸n de Incendios Forestales de Galicia incorpora 12 drones cuya principal novedad ser谩 la vigilancia preventiva y el efecto disuasorio.

Indice

Desde hace tiempo se usan

No tiene ninguna novedad el uso de drones contra incendios en Galicia ni en muchas otras partes del mundo. De hecho es una de las primeras aplicaciones que proliferó a nivel institucional con drones. La detección prematura de incendios es una de las principales características que ofrecen los drones.

Aquí se pueden ver diversas pruebas con drones para combatir incendios y no solo en masas forestales.

Novedad: el factor disuasorio

Detección prematura, señalización y ubicación, perimetraje, control del incendio por la noche, deteccción de puntos calientes o grabación de cómo avanza el incendio, son los principales usos que tenían los drones hasta ahora en lo que a incendios forestales se refiere.

Sin embargo la gran novedad es que ahora también se utilizarán para la detección de posibles incendiarios.

El director general de Defensa del monte en la entrega de los cuatro primeros drones a la Brigada de Investigación de Incendios Forestales BIIF, Tomás Fernández Couto, dijo que:

A través de estos vehículos no tripulados se pueden localizar incendiarios y mejorar la vigilancia preventiva, detección y extinción de incendios.

[…]

Será posible controlar posibles acciones delictivas que pueden presentar un riesgo de incendios forestales.

Los drones tienen una gran capacidad para llegar más rápidamente a una columna de humo. El tiempo de llegada es fundamental. Pueden ayudar a observar todo tipo de acciones imprudentes o ilegales. Además podrán vigilar zonas cercanas al incendio para localizar nuevos focos. Por descontado, toda información visual que aporten en directo del lugar puede ser útil.

Podrán controlar el avance de las llamas, los despalazamientos y ubicación de las personas en el lugar y el dispositivo que se encuentre en las proximidades.

No menos importante, son un factor factor disuasorio por su capacidad de vigilancia para aquellos que utilicen el fuego fuera de los plazos y lugares establecidos.

La nueva incorporación

En concreto, son 12 drones los que incorpora la BIIF, de los cuales espera el director general que estos drones, además del uso habitual, puedan ayudar en la temporada de alto riesgo, que va desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre. Los agentes de la BIIF recibirán un curso de piloto profesional de drones, además de la formación ya adquirida en la temporada anterior cuando disponían de dos de estas aeronaves. A lo largo del mes de julio está previsto que estén activos los doce drones. No ha trascendido el protocolo de utilización de esta tecnología para identificar a posibles incendiarios, pero no cabe duda de que los drones son una herramienta con un gran potencial para la detección de incendios, así como para evitarlos. Con ello se alcanza un nivel superior en la lucha contra uno de los problemas más importantes que, año tras año, amenaza la naturaleza.

Si te ha gustado este artículo no dudes en comentarlo. Recuerda que para estar al día del mundo de los drones, tienes a tu disposición nuestra sección Dron News así como el resto de secciones en De Cero A Dronero para no perderte nada del apasionante mundo de los drones.

Fuentes: osbodigital.es y eltiempo.es.