Saltar al contenido

Las 5 marcas top de drones 2020.

¿Quienes son los competidores en el mercado de drones este 2020? Entérate de todas las novedades aquí.

Indice

¿Sabes cuales son las marcas de drones que luchan por el liderazgo?

Si estás aquí es porque quizá ya tienes uno o recién vas a comprar el primero. Sea cual sea el caso, de seguro te pasarás horas, días y meses buscando opciones, viendo reseñas en Youtube y foros de usuarios.

Incluso mientras esperas tener el presupuesto y el coraje para hacer el desembolso y pedir ese objeto de deseo, saldrán al mercado nuevos modelos que suban las expectativas que tenías para hacer tu compra.

Y si, es así, no tenemos una solución para eso, lo que sí tenemos son las 5 marcas que deberías estar siguiendo, si no las sigues ya, para estar al tanto de todas las nuevas tendencias (o casi todas) del mundo de los drones.

DJI. El campeón invicto.

Diras: ¡Obvio! Pero es que eso ya lo sabía, menudo Drone News este de obviedades. Pero espera un momento. Porque sí, DJI viene siendo el líder del mercado de los drones en todas sus vertientes, y sí, tiene varios de los mejores drones en relación de precio – calidad.

Pero es que en estos últimos dos años han surgido serios competidores y serios impedimentos para esta marca. De los serios competidores iremos hablando en lo que viene del artículo, pero hablemos un poco de los impedimentos. DJI es una marca china, son fabricados y configurados en China y luego distribuidos al resto del mundo. ¿Y qué? ¡Hoy en día todo se produce en China!

Si, el tema es que ya son varios gobiernos los que desconfían de usar software chino para equipos de uso potencialmente riesgoso para sus espacios aéreos y seguridad nacional, digamos el tipo de equipos que pueda volar hasta 10 kilómetros del operador registrando todo a su alrededor a una base de datos que luego el gobierno Chino puede solicitar a la empresa por motivos de “interés del estado”, no nos meteremos en temas políticos, pero es así, si no pregúntale a Huawei.

Es por eso que mercados como el norteamericano y el europeo están empezando a entrecerrar los ojitos con suspicacia y a poner ciertas limitaciones a estos gigantes.

Desde que el software debe adaptarse a las normativas de uso del espacio aéreo de cada país, el ya conocido FAA (administración federal de la aviación) de Estados Unidos lo que sería AESA (Agencia Española de Seguridad Aérea) en España, y sus equivalentes en toda Europa (ya hablaremos de eso también en futuros artículos) hasta el hardware, en cuanto a dimensiones, peso y características de los equipos permitidos para distintos usos.

¿Comprar o no comprar?

A estas alturas estarás pensando: Me compro un DJI o no? Pues si hombre (o mujer), cómpratelo sin más, los equipos son muy fiables, con el software más avanzado en cuanto a posicionamiento satelital, detección de obstáculos, sensor de imágenes inteligente para corrección de color y balance de iluminación, batería inteligente y una larga lista de etcéteras.

La verdad es que hasta que las normativas puedan afectarte ya habrás disfrutado mucho de tu dron y no habrá ley que te impida usar tu equipo, en todo caso tendrás que solicitar permisos, inscribir tu equipo y sacar una licencia para uso profesional, también limitar su uso dentro de ciertos espacios, como ya viene funcionando en la actualidad, eso si no quieres que te caigan con una multa que te saque del juego por un largo rato.

Si estamos hablando de principiantes y gama media (semi profesional), la línea Mavic tiene un amplio rango de equipos desde el Mavic mini, un dron que puedes volar donde te dé la gana porque está hecho específicamente para no ser afectado por las normativas que regulan a los drones profesionales.

Luego tenemos el Mavic 2 pro y pronto el Mavic 3 pro, que son, como dicen sus nombres, los más “pro” de la línea Mavic, equipados con las mejores cámaras que se pueden conseguir por ese precio y por bastante más, y opciones de vuelo inteligente cinematográfico que te harán producir videos muy profesionales con unos pocos toques de la pantalla.

Dentro de las últimas novedades de la línea Mavic, está el Mavic air 2, que vamos, con sus características de sensor de video y el software de composición de fotografías y videos hasta en 8K!!! Videos en hdr (alto rango dinámico) para que puedas grabar a contra luz y aún así obtener colores nítidos desde el brillo del sol hasta la sombra de un árbol, es una apuesta muy fuerte que por menos de mil euros no encontrarás en ningún lado.

Así que si, OBVIO QUE DJI SIGUE PRIMERO EN ESTA LISTA. Pero bueno, veamos algunas otras marcas que igual te puedan interesar porque compiten furiosamente con DJI o porque te ofrecen rubros para los que DJI no te ofrece mucho, o porque te permiten entrar al mercado con un presupuesto más acotado, ya sabes, en caso que realmente no estés seguro de querer gastar 1000 pavos en el dron para luego romperlo en tus primeras pruebas, y si, eso pasa y mucho.

Skydio: El número 2 más agresivo.

Skydio 2

Si hay alguien que está yendo a por todo en el mercado de drones de usuario medio es Skydio. Muchos de ustedes habrán leído sobre esta marca, en estos momentos el Skydio 2 está en boca de todos con su fabuloso sistema de seguimientos y detección de obstáculos multidireccional. “Better eyes, bigger brain, real inteligence” (mejores ojos, cerebro más grande, inteligencia real) son algunos de los slogans con los que Skydio promociona su caballo de batalla.

Pero este artículo no es sobre un modelo en especial, aunque lo mencionamos porque es la última gran apuesta de la marca y representa la propuesta competitiva de Skydio para el mercado amateur, si amateur.

Automatización total! Esto es lo que nos ofrece Skydio desde el principio, “el verdadero dron autónomo” dice la descripción de su modelo R1. Su enfoque va al usuario que quiere grabarse haciendo cosas sin necesidad de saber operar un dron. Vamos, una cámara voladora que no tengas más que prenderla y dejar que haga el trabajo mientras tu te luces en tu bicicleta, bajas una montaña en ski, o vas en cuatrimoto por el medio del desierto.

Un drone que vaya esquivando árboles, postes y demás obstáculos sin perderte de vista ni un segundo. Si, esto es lo que ofrece Skydio ¿Pero realmente lo logran? Pues, si han visto los reviews verán que si y no, pues…sí hacen un seguimiento muy bueno, y también esquivan obstáculos muy bien, se podría decir que es lo que mejor hacen, y sí, también tienen cámaras bastante buenas con un software de corrección de color competitivo, y una larga lista de etcéteras.

También te dan opciones para personalizar tu vuelo como el Beacon, un mando a distancia que aumenta la precisión y las opciones de seguimiento del dron cuando lo sometes a escenarios complejos. O el controller, un mando para que puedas ser tu mismo el que decida cómo mover tu dron, como encuadrar tus fotos y videos y todo eso.

Parece que Skydio está logrando grandes cosas en el mercado amateur, aunque sus seguimientos sean algo torpes en cuanto a lo audiovisual, pues si, el dron esquiva obstáculos, pero a costa de acelerar, frenar, girar, subir y bajar sin mucha fluidez, lo cual hace que el video se vea poco profesional, pero vamos, si recortas y pegas y te pones un poco con la edición, puedes sacar grandes resultados sin haber operado.

¿Compensa o no? No lo sabemos, pero sí que compite.

Al agua patos! SwellPro. El dron que sabe nadar.

Si, más de uno habrá pensado. ¿Qué pasa si llueve? ¿Qué si soy surfista y quiero hacer unas tomas super épicas y no quiero perder mi equipo de mil euros? Si soy un aventurero del mar que busca ballenas entre islotes perdidos y claro, quiero que mi familia amigos y “followers” se deleiten con mis aventuras acuáticas.

Pues SwellPro ha pensado en ti, con una línea de drones orientados para el uso anfibio, estos drones entran y salen del agua sin mojarse, bueno, sin mojarse no, pero sin estropearse al menos, que ya es mucho si hablamos de agua de mar que es algo así como la peor pesadilla de un sistema electrónico.

Esta marca ofrece básicamente dos drones: el SplashDrone y el Spry+ que se diferencian sutilmente en cuanto a su agilidad en vuelo y su capacidad de carga, siendo el Splash más gran y fuerte y el Spry+ más “deportivo”. Estos drones cuentan también con sistemas inteligentes, de estabilización por gps.

La apuesta es interesante, aunque las reseñas de usuarios aún no son muy convincentes, tienen pequeños problemas técnicos que los alejan del segundo lugar.

Además de que la dificultad de uso que proponen requiere de un ligero conocimiento previo de estos equipos. Aún así, es una marca que merece la pena seguir. Recordemos que el número uno, DJI, también empezó con drones mucho menos sofisticados que daban mucho la lata y resultados menos que profesionales, si esta empresa sobrevive al paso de las generaciones tecnológicas que se dan hasta dos veces por año, puede que veamos drones anfibios muy interesantes en el futuro próximo.

Eachine: Juega y aprende.

Ahora empezaremos a hablar de otra categoría, tanto en el tipo de uso como en el rango de precios. Eachine es otra marca “made in China” pero que viene del mercado de los juguetes radio control (RC) y que, de hecho, tiene en su web una gama de productos recreativos que van desde los coches RC, los planeadores y los drones o cuadricópteros de uso recreativo, y vaya que son recreativos.

Por menos de 200 euros puedes adquirir un juguetito como el Novice 3 con controladora y gafas de fpv…y eso qué es? Pues el FPV (vista en primera persona) es un modo de vuelo recreativo o deportivo, si lo llevas a la competencia, que te permite ver a través de unas gafas tipo realidad virtual lo que está enfocando la cámara en tiempo real.

Es decir, mientras el dron está volando tu puedes ver como si fueras montado en él, aunque la resolución en la que lo veas será directamente proporcional al precio del kit que compres, y a que no sabes quien vende el kit de mayor resolución…si DJI, pero vamos, cuesta al menos 10 veces más y será tema de otro artículo, porque si estás empezando con esto del fpv, es mejor empezar con lo baratillo y agarrarle el gusto.

Lo que Eachine te ofrece son estos kit listos para volar “ready to fly” en los que no tienes que aprender de soldaduras, radiofrencuencias, voltajes y demás cosas más avanzadas que tendrás que aprender si, y solo si, realmente te interesa este sub-mundo de los drones fpv.

Son la opción más divertida por el precio, e incluso pueden constituir un gran regalo para un niño, si un niño de 35 años que será muy feliz con sus gafas metiendo el dron por entre las piernas de sus colegas de la oficina…para ese niño también.

La verdad no les veo ningún inconveniente, llevan ya varias generaciones mejorando sus drones de acceso al hobbie y han alcanzado a dominar este rubro de “todo por 100 euros” con una relación de precio-calidad que deja a sus competidores fuera del mercado.

Xiaomi. El legítimo colero.

Si eres un experto ya en el mundo de los drones, un auténtico graduado de la universidad de Wikipedia y Youtube, has llegado hasta aquí en plan…¿Donde está Yuneec, Syma, Parrot, Walkera?…si son las marcas “más conocidas” después del ya conocido campeón de todas las categorías.

Pero te diré algo amigo, amiga, amigue, sí, son conocidos, y han hecho cosas interesantes en los años pasados, pero yo no los compraría, se quedaron atrás en la competencia en los últimos años, si alguna vez compitieron, y si bien Yuneec aún tiene cosas interesantes en el plano industrial, por ese dinero y para esos propósitos te recomendaría a ya sabes quién, y no, no me pagan por escribir este artículo.

Algunos habrán notado que hay una marca importante que no mencionamos en este artículo, Autel Robotics, porque merece un capítulo propio que ya estamos preparando para ustedes.

Así que vamos, Xiaomi, ¿Por qué Xiaomi? ¿Es que esos no hacen móviles? Pues sí, hacen móviles, televisores, auriculares, relojes inteligentes y varias cosillas más. ¡Ah! Y también drones.

Entonces… ¿cuál es su especialidad? ¿Por qué seguir a una marca de drones que no es una marca de drones? Pues ahí te va: SON MEGA BUENOS COPIANDO. Si, el negocio de estos tipos es NO INVENTAR, su negocio es esperar a ver qué hace ya sabes quién y luego ver cómo lo hacen en una versión MAS BARATA.

Y la verdad es que algunos de sus drones no están nada mal, no quiero meterme en temas delicados, pero si ves sus drones verás un sospechoso parecido en diseño con los de ya sabemos quién. La bajada de precio viene a costa de una bajada de calidad, pero han sabido encontrar el punto justo donde el producto sigue siendo aceptablemente bueno para que te lo pienses por la diferencia de precio.

Así que ahí están, orgullosos de ir detrás, que se maten los de adelante por la delantera, nosotros venderemos igual a nuestro público de menor presupuesto dispuesto a resignar un poco la calidad, quizá un público algo más realista que no se compra la idea de convertirse en cineasta o “influencer” si no simplemente pasarla bien o hacer unas fotos y videos decentes de un viaje o para un negocio local.

Entonces, querido lector, lectora, lectore. ¿Te gustó esta nota? ¿Estás de acuerdo con las marcas que presenté? ¿Crees que fui injusto con alguna que debería estar o no estar en esta lista?

Déjame tus comentarios que te aseguro serán leídos y contestados. Espero les haya gustado la nota.

¡HASTA LA PROXIMA DRONEROS!