Saltar al contenido

Los drones en la arqueología

1 noviembre 2020

Son innumerables los usos de los drones que os hemos explicado en nuestra sección Dron News en De Cero A Dronero. Sin embargo quedan muchos usos por explicar. Y estamos seguro de que la lista va a seguir creciendo puesto que, casi a diario, surgen aplicaciones para los drones. En este caso se trata de los drones en la arqueología.

Como muchos otros campos, la arqueología ha evolucionado con el uso de drones. En concreto, gracias al uso de las cámaras térmicas equipadas en los drones, el trabajo que podía durar varias semanas se puede hacer solo en un día, mejor dicho, en una noche.

¿Cómo funciona?

Los objetos enterrados en el suelo se calientan durante las horas de sol, como el resto del suelo. Sin embargo cuando van enfriándose por la llegada de la noche, emiten el calor de una manera diferente al resto del suelo. De ahí que al volar con el dron sobre un terreno, su cámara térmica es capaz de captar la presencia de estos objetos, así pueden realizarse hallazgos bajo tierra de una manera infinitamente más eficiente que antes del uso de los drones en la arqueología. De cualquier otra manera estas variaciones de temperatura serían indetectables o mucho más difícil y costoso.

(La nocturna) es un tipo de arqueología muy extraña porque generalmente vamos y pasamos semanas y semanas trabajando al sol. En este caso, simplemente vamos en medio de la noche, una vez.

Jesse Casana, arqueólogo en la Universidad de Darmouth en Estados Unidos.

Este ahorro de tiempo no puede más que beneficiar a la arqueología ya que, donde había que invertir tiempo y dinero, ahora se puede abarcar mayor extensión y reducir las posibilidades de dejar «tesoros» por descubrir.

Y además

No solo los drones con cámaras térmicas son capaces de ayudar a la arqueología. También sirven para obtener modelos en 3D del terreno antes y después de la excavación. De esta manera se puede saber con precisión dónde se ha excavado y si hay partes de un lugar en los que se debe incidir.

Por medio de estos modelos, se obtiene un mayor conocimiento del territorio sobre el que excavar. Con ello se consigue un mejor análisis para decidir por dónde comenzar a excavar, evitar posibles riesgos de acuerdo con el tipo de terreno y decir con mayor conocimiento el tipo de obras que se pueden o no ejecutar. Esto se evidencia en zonas de altura, donde ver mejor el terreno ayuda a analizar mejor los riesgos que puedan darse en las excavaciones y evitar accidentes.

Si te ha gustado o tienes alguna pregunta, no dudes en plantearlo en nuestra sección de comentarios. Recuerda pasar por nuestra sección Dron News para estar al día de los drones y aprende sin parar en De Cero A Dronero.

Fuente: Sputnik News.